Estructura y Contenidos

El Programa Socio Comunicativo de Atención Infantil Temprana AITTEA se ha estructurado con el objetivo de aplicar los contenidos del currículo que incluye, atendiendo a las peculiaridades de la población a la que va dirigido. Basándonos en el conocimiento del perfil cognitivo y de aprendizaje de los niños y niñas con TEA, a partir de la formación específica y las consideraciones reflejadas en la introducción, planteamos una serie de orientaciones a distintos niveles (Evaluación, Programación y Estrategias de Intervención) para optimizar la aplicación del currículo.

Este currículo es la herramienta que nos permitirá conocer qué evaluar, y concretar así los objetivos a plantear en el programa socio-comunicativo de cada niño. Para la aplicación del currículo, desde el inicio de la evaluación, habremos de considerar las orientaciones para la intervención específica para niños y niñas con TEA, ya que, la evaluación, implica una intervención en sí misma, y requiere de una serie de consideraciones descritas en las orientaciones para la evaluación.

Los distintos apartados del programa se basan en el anterior por lo que se recomienda la revisión de las distintas orientaciones previa a la utilización del currículo.

El currículo AITTEA se estructura a partir de las Áreas afectadas del perfil característico de las personas con TEA. Cada una de estas áreas (Cognitva, Social, Comunicativa y Sensorio-motora) se dividen a su vez en una serie de Componentes que las sustentan, así por ejemplo, el área de Cognición se compone de Función Ejecutiva, Ficción e Imaginación y Lectoescritura. Estos componentes están a su vez desglosados en una serie de Objetivos que representan las habilidades o destrezas que habrá de alcanzar el niño/niña para demostrar competencia en cada uno de los componentes de cada área. En relación al área cognitiva, el programa se centra en aquellos aspectos que están vinculados al desarrollo sociocomunicativo del niño y por lo tanto aquellos que debemos priorizar en cualquier programa de atención infantil temprana dirigido a niños con TEA.

Por último, estos objetivos están reflejadas en una serie de Acciones observables con el objetivo de concretar lo máximo posible los comportamientos a fomentar en los niños y niñas con TEA mediante la aplicación del programa AITTEA.

Estructura y Contenidos 1

Las Objetivos son tanto las conductas que podemos evaluar para poder establecer en qué punto está cada uno de los niños, así como las conductas a plantear como objetivos de intervención.

A continuación se definen las áreas y componentes del currículo:

ÁREA COGNITIVA:

  • Función Ejecutiva: Hace referencia a procesos cognitivos que permiten el control y regulación de comportamientos dirigidos a una meta, orientados hacia el futuro, que se consideran mediadas por los lóbulos frontales. Incluye habilidades relacionadas con la identificación/representación de metas, volición, planificación, anticipación, flexibilidad mental, memoria de trabajo, inhibición, autorregulación y monitorización.
  • Ficción e Imaginación: Hace referencia a competencias que permiten la simulación de la realidad a través del juego, el dibujo, las historias o cómics, u otra representación que presente un mundo imaginario, y también a la manipulación de la información generada intrínsecamente con el fin de crear una representación percibida por los sentidos de la mente
  • Lectoescritura inicial: Hace referencia a lacapacidad y habilidad de leer y escribir en etapas iniciales, desde un enfoque constructivista, que prioriza la participación activa del niño en el proceso lecto-escritor tanto como el aprendizaje en contextos y con contenidos altamente significativos para el niño, y la utilización de los métodos perceptivo-visuales de carácter global que han demostrado ser muy eficaces para los niños con TEA.

ÁREA SOCIAL:

  • Relaciones sociales: Hace referencia a la capacidad para establecer relaciones interpersonales recíprocas entre dos o más personas, implicando un proceso comunicativo en cualquiera de sus formas y la comprensión o seguimiento de las normas sociales o de conductas que regulan dicha interacción. Implica entender a los demás y tener motivación y habilidad para relacionarse con otros
  • Atención conjunta: Hace referencia a la capacidad de compartir focos de atención con otra u otras personas, e implica haber logrado niveles básicos de intersubjetividad o la noción de otros como sujetos de experiencia, atribuyéndoles por tanto estados mentales propios y relacionándonos con ellos como entidades diferentes del «yo».
  • Estados mentales: Hace referencia a distintas habilidades que nos permiten comprender y compartir estados emocionales, deseos, intenciones y otros estados mentales con otras personas.
  • Imitación social: Implica la reproducción de la conducta de otra u otras personas con el objeto de asemejarse o actuar como ellos, en la medida en que aquellos son percibidos como buenos modelos en determinadas circunstancias o contextos. Incluye la capacidad de aprender por modelado, de adquirir nuevas conductas como consecuencia de la observación de un modelo.
  • Identidad personal y reconocimiento social: Hace referencia al reconocimiento de nuestra propia persona como ente único y diferencial con respecto a otras personas, y al reconocimiento de las otras personas por sus rasgos y características.
  • Autorregulación personal: Hace referencia a la capacidad de regular nuestra propia conducta, incluyendo autocontrol emocional, motivacional y atencional, y de adaptarse socialmente, ajustando nuestra conducta a los distintos entornos del desarrollo y a las normas imperantes en el medio social en el que se mueve.
  • Uso de los recursos de la comunidad: Hace referencia a habilidades relacionadas con la utilización adecuada de los recursos de la comunidad, como por ejemplo la compra en tiendas, el uso de parques o áreas recreativas,

ÁREA COMUNICACIÓN:

  • Expresión: Hacen referencia a la adquisición de conductas comunicativas intencionales y/o al uso funcional y espontáneo de actos comunicativos preverbales y primer lenguaje oral. Incluye habilidades pragmáticas o de uso social del lenguaje, habilidades de representación semántica y habilidades gramaticales.
  • Recepción: Nos referimos fundamentalmente a la decodificación de mensajes orales, con el fin de obtener un significado, aunque incluimos también la comprensión de primeros signos manuales y la comprensión guiada por claves de contexto. .

ÁREA SENSORIO-MOTOR (Hacen referencia a primeras capacidades de percepción auditiva, control oral-motor y desarrollo de vocalizaciones prelinguísticas):

  • Procesamiento Sensorial: Hace referencia a la capacidad de recibir, organizar, interpretar y modular la información recibida a través de los sentidos. Incluye información visual, auditiva, táctil, olfativa, gustativa, propioceptiva y vestibular, aunque nosotros nos hemos centrado de forma especial en las conductas relativas al procesamiento táctil, auditivo y visual por su alta relevancia.
  • Control oral-Motor y Desarrollo Vocálico temprano: Hace referencia a la capacidad de planificar y ejecutar adecuadamente movimientos oro-faciales básicos y funcionales, así como para imitar sonidos y palabras.

Una vez conocemos las áreas y componentes del currículo es momento de revisar los objetivos y acciones que los componen. Debido a la extensión del currículo se ejemplifica mediante un ejemplo de cada una de las Áreas y del primer o primero de sus componentes y sus acciones Para el resto de áreas y componentes es necesario revisar detenidamente el Currículo. Contenidos para la Evaluación y Programación disponible en la sección de Descargables.

Estructura 2

Estructura 3

Estructura 4

Estructura 5

Compartir este artículo:
FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail