Destinatarios

Este programa está orientado para todos aquellos profesionales que intervengan o presten apoyos a niños y niñas con Autismo, en edades tempranas, de 0 a 36 meses, donde se estimule de una forma sistemática las áreas de desarrollo más comprometidas en los TEA. Además de los profesionales estrictamente vinculados al ámbito de la Atención Temprana (psicólogos y logopedas), este programa puede ir orientado a otros profesionales que intervengan de una forma directa o indirecta en las áreas establecidas especialmente los profesionales del ámbito educativo (maestros de educación especial, maestros de audición y lenguaje, maestros de infantil, técnicos de integración social…).

En este programa, se introducen de forma básica las principales características y dificultades de los niños y niñas con TEA en edades tempranasy se orienta sobre las posibles estrategias, herramientas y metodologías. Sin embargo, consideramos que para poder hacer un uso adecuado de este programa, es imprescindible contar con una formación especializada en el ámbito de los TEA que permita conocer en profundidad su perfil cognitivo y dominar todas y cada una de las herramientas de forma rigurosa. Por ello se recomienda que los profesionales cuenten con una formación de calidad y reconocida en:

  • Perfil cognitivo de los TEA. Sólo conociendo la forma en la que los niños y niñas con TEA aprenden, procesan la información y se comportan, seremos capaces de individualizar adecuadamente la intervención y los apoyos. El perfil de los TEA y la enorme heterogeneidad hace que se requiera de un amplio estudio.
  • Sistemas Aumentativos de Comunicación y estrategias para fomentar la comunicación y el lenguaje, desde una perspectiva de comunicación total.
  • Estrategias para desarrollar habilidades sociales básicas, emocionales y habilidades sociales complejas.
  • Uso de apoyos visuales, adaptación y estructuración del entorno.
  • Modificación de conducta y un enfoque de Apoyo Conductual Positivo para dar alternativas funcionales a las conductas disruptivas.
  • Intervención en aspectos cognitivos (procesamiento de la información, función ejecutiva,…) y sensoriales.
  • Apoyo y colaboración con las familias.
Compartir este artículo:
FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail